Torts I

Hulle v. Orynge

King's Bench, 1466

La regla:

Las personas son responsables de los daños causados por sus acciones, incluso si la acción de que el daño fue un subproducto es en sí misma legal.

La regla clave:

Las personas son responsables por sus daños, incluso si son accidentales.